Terapia regresiva

Es una herramienta efectiva para descubrir y resignificar el origen de fobias, crisis de pánico, pesadillas recurrentes y miedos, por nombrar algunas dolencias, cuyo origen puede estar en situaciones vividas con anterioridad.
Image

Una de las características de la época que vivimos es que, por falta de tiempo, eludimos una y otra vez situaciones traumáticas o bloqueos que generan dolencias físicas y/o emocionales.

Muchas veces esos dolores crónicos o ansiedades persistentes tienen su origen en el inconsciente. Afrontarlas con la ayuda de una experta, permite resolver el problema desde su raíz y superarlo.

La terapia regresiva es un tratamiento que ahonda en lo más profundo del inconsciente, pues es ahí donde se alojan las experiencias que marcan nuestra vida. Finalmente, lo que tenemos que sanar es nuestra alma.

Es una herramienta efectiva para descubrir y resignificar el origen de fobias, crisis de pánico, pesadillas recurrentes y miedos, por nombrar algunas de las dolencias, cuyo origen puede estar en situaciones vividas con anterioridad.

Un trauma ocurrido durante la niñez es suficiente para condicionar la conducta de una persona para toda su vida.

Beneficio

Una de las ventajas de la terapia regresiva es que faculta al paciente/consultante a crear, por sí mismo, el camino de crecimiento personal a través del autoconocimiento.
 
Liberar esas malas energías, así como entender y aceptar las fortalezas y debilidades propias nos facilita sanar y ser felices.
 
La terapia regresiva incluye una entrevista terapéutica que permite saber si la persona es apta para realizar este tratamiento.

Valores

Una sesión dos horas y media: $70.000 (entrevista y sesión) Se hace en dos etapas.  Contraindicaciones para personas con determinadas patologías, en embarazadas y otros.

Programa de tratamiento 4 sesiones: $180.000 (pago contado con tranferencia o con tarjeta en cuotas, bajo la plataforma flow.cl. Se envía enlace al correo. 

En el proceso terapéutico, se incorporan audios, material digital y más.