Cuenta conmigo

Salud emocional y desarrollo del ser

Comienza y elige lo mejor para ti...

Comenzar

Testimonios

No hay mejor publicidad que la opinión de las y los pacientes. Son personas reales que nos han autorizado a publicar sus experiencias.
“Construí una mejor versión de mí”

Lo primero es agradecer a Daniela Flores por el profesionalismo con que realiza su trabajo. 

Me comuniqué con ella porque me sentía enferma y deprimida.

A pesar de la distancia, yo en Arica y Daniela en Santiago, iniciamos las sesiones de manera online, con reuniones semanales. 

La verdad, nunca imaginé que descubriría tantas cosas sobre mí. Logré la reconexión interna que tanto requería y me entregó las herramientas para seguir creciendo. 

Gracias Daniela Flores Hasbún.
“Mejoré mi seguridad”
 
Con profunda pena y decepción por sentir que no encajaba, hace cuatro años dejé Santiago para emprender un viaje por la costa del Pacífico. 
 
Al estar lejos pude comprender quién soy, desde varios puntos de vista. También pude analizar quiénes son mis padres, mis amigos, la educación que recibí y entender mejor mi envoltura.
 
Luego de esa linda etapa, me vi obligado a volver al país por motivos económicos. Fue un proceso duro que debía enfrentar. 
 
Por eso recurrí a Daniela Flores. El día de la entrevista todo fluyó con ella. Le conté todo sin tapujos. 

Descubrimos que había temas profundos, que estaban muy escondidos. Las sesiones me estabilizaron y logré arraigarme, no sólo en lo laboral. También hubo cambios en la relación con mis padres y reforcé mi seguridad interior.

Mi tratamiento incluyó canalización, medicina complementaria, medicina china (auriculoterapia y ventosas), bioenergética, hipnosis y programación neurolingüística (PNL). 
 
Fue una terapia integral que me permitió resolver varios problemas. Puedo decir que ahora soy feliz. 
 
Seguiré acudiendo a su consulta porque aún me falta por mejorar. Doy gracias por conocer a Daniela.
“Totalmente recomendable”

Tomé la terapia de canalización online. La experiencia fue increíble y el resultado maravilloso. 
 
Daniela Flores me ayudó a abrir el camino, a liberar y sanar lo que me estaba paralizando. Ella es una terapeuta amable, confiable, generosa y muy comprometida. Es súper seca.
 
Recomendable cien por ciento.
"Logré enfocar mi energía en lo necesario e importante"

Infinitas gracias a Daniela por la terapia transpersonal que sostuve en las sesiones online, llegué a ella por una charla de bloqueo de emociones, en ese momento resonó en mi lo que transmitía, por eso decidí experimentar un tratamiento en base de lo que necesitaba mi alma.

Las sesiones fueron muy intensas, comprendí primero ante todo que necesitaba ordenarme en todos los aspectos de mi vida, debía reprogramarme, lo cual me resultó muy satisfactorio porque logré enfocar mi energía en lo necesario e importante. En el autoconocimiento pude vislumbrar cuales eran mis fortalezas y debilidades, potenciando con lo que ya vengo de nacimiento y lo que debo adquirir y mejorar para poder alcanzar los objetivos de mi vida.

Además, pude integrar otra perspectiva del como observaba o tomaba las decisiones de mi vida: enfocarme en abrir caminos, ir hacia adelante y no quedarme detenido en lo retrospectivo, ya que si bien el trabajo de mejorar es de toda la vida, debemos tener la voluntad de superar nuestras limitaciones y saber avanzar en relación de que lo que necesita nuestra alma, más que nuestra identificación de esta experiencia con esta vida.

Estoy muy agradecido, con haberme encontrado con Daniela, espero poder seguir aprendiendo en sus clases o nuevas charlas que realice, ya que me gusto la forma en que equilibra la ciencia (programación neurolingüística) y la espiritualidad, conectando y armonizando todos nuestros cuerpos energéticos.

Les recomiendo estas sesiones online, ya que les ayudará a ordenarse, tener una higiene mental y emocional, a poner los pies en la tierra y conectarnos con el Dios de cada uno. Las herramientas sirven de verdad, las cuales deben ser utilizadas día a día con disciplina, humildad y amor.

Muchas gracias Daniela, eres una sanadora.